El Chakra Indemne, Abriendote a otra Dimension de la Realidad

Los Chakras son centros de energía y puntos de acceso para activar todo nuestro potencial y poder. No existen como algo visible e identificable. No son una estructura física, pero tienen una ubicación específica en el organismo. El cuarto chakra (Indemne) se encuentra a nivel de nuestro corazón. Su meta es abrirnos a la capacidad de amar incondicionalmente, logrando así percibir otra dimensión de la realidad. Ésta es una serie de ejercicios para activarlo.

UN COMENTARIO ACERCA DE LOS CHAKRAS

 

He decidió dar a los chakras un nombre: Centros de Poder. Y darles este nombre no es una gran proeza, puesto que los chakras son en realidad centros de energía y puntos de acceso desde los cuales estamos en posibilidad de despertar la totalidad de nuestro potencial y poder personal.

Los chakras no constituyen una estructura física, visible e identificable. Sin embargo tienen una ubicación claramente definida a lo largo de la espina dorsal, la cual contiene todo un circuito de vórtices energéticos. Existen muchos centros de energía menores en el cuerpo. Todos funcionan en forma conjunta. Definimos los chakras en forma independiente con la finalidad de identificar y tener la experiencia de sus atributos  particulares y comprender la forma en que contribuyen a nuestra identidad y poder humano. Sin embargo, los ejercicios que utilizamos para activarlos funcionan simultáneamente en todos los chakras, a la vez que progresivamente de abajo hacia arriba. Conforme abrimos y activamos un Centro de Poder, impactamos los otros. Nuestro objetivo es lograr tener una espina dorsal abierta y activa, un sistema nervioso vivo y saludable así como un sistema glandular en óptimo funcionamiento. Siendo así, todos los chakras pueden darnos buen servicio.

METAS PARA EL CUARTO CHAKRA

EN EL CORAZÓN NOS ABRIMOS A OTRA DIMENSIÓN DE LA REALIDAD. Vemos la vida diferente. Nos aproximamos a la vida de una manera distinta. Trascendemos la dualidad y los conflictos de nuestros asuntos humanos, y sin embargo nos volvemos más humanos. A nivel del corazón unimos lo sagrado y la unicidad del espíritu dándole una forma humana. Logramos claridad. Somos capaces de ser verdaderos, actuar con integridad, compasión y caridad. Cuando realmente operamos desde el corazón, podemos involucrarnos y contribuir con nuestra parte sin estar apegados. En el corazón no hay “necesidad”. A través de nuestro compromiso y nuestra contribución a su mayor nivel de bondad, damos lo que tenemos que ofrecer y recibimos y atraemos hacia nosotros lo que necesitamos hacer, lo que venimos a hacer aquí.

El corazón no es un pozo de deseos para fantasías ingenuas. El corazón es un lugar de poder. En el corazón se nos da el poder a través de la experiencia del amor elevado, para atravesar todos los obstáculos y traer lo sagrado, lo reverente y el sentido a nuestra propia vida y a las vidas de los demás. En este centro, vemos las oportunidades a nuestro alrededor, y actuamos en sincronicidad con el universo. Cuando nuestro corazón está verdaderamente abierto, experimentamos lo divino como nuestro compañero bien amado.

LOS EJERCICIOS

A continuación incluyo algunos de los ejercicios que propician la apertura del corazón y la experiencia de amor incondicional. Te puedo compartir que alguna vez tuve la experiencia, después de meditar temprano por la mañana, de salir del salón de prácticas y sentir literalmente como una gran ventana en mi pecho a la vez que una inmensa alegría de ver a todas las personas con las que me fui encontrando en el camino. No puedo describirte lo enormemente revelador de esa experiencia. Espero te des la oportunidad de experimentar con estos ejercicios. Es posible que tu también descubras algo que no has vivido antes.

Como en los anteriores artículos, encontrarás el video al final para ver la forma en que se llevan a cabo los ejercicios.

ELEVAR BRAZOS A 60º GRADOS

 

Sentad@ sobre los talones abre los brazos a 60º grados con las palmas de las manos abiertas y volteadas hacia arriba. En esta postura haz respiración de fuego (Inhalando y exhalando rápidamente por la nariz, contrae y suelta el abdomen) durante 1 minuto.

GIROS DE BRAZOS A 90º GRADOS

Sentad@ sobre los talones, eleva los brazos haciendo un ángulo de 90º grados con el brazo y el antebrazo. Manos en gyan mudra. Se inhala girando al lado izquierdo todo el torso, desde la cintura hasta la cabeza y se exhala girando hacia la derecha. Repetir de 10 a 26 veces.

JOD KRIYA (meditación para el chakra del corazón)

Sentada con las piernas cruzadas en postura fácil, une suavemente las palmas de las manos delante del rostro, brazos horizontales y paralelos al piso, puntas del dedo medio a nivel del entrecejo. Con los ojos cerrados, eleva la mirada hacia el entrecejo. Inhala y exhala relajadamente un tiempo de 3,11,31 ó 62 minutos. Es bueno para los nervios. Sana un corazón roto y lo abre para recibir amor.

PALMAS AL CORAZÓN

Sentad@ con las piernas cruzadas, coloca las manos sobre el corazón, izquierda encima de la derecha. Siente la energía en las manos, el corazón y en la espina, detrás del corazón. Para ayudar a mantener la atención en el corazón, fija la vista en la punta de la nariz con ojos semi-abiertos. Quédate contigo mism@ y con lo que suceda. Tiempo abierto.

No tienes idea del gusto que estoy sintiendo al estar desarrollando estos artículos. En verdad los ejercicios son sencillos pero son tremendamente poderosos. Sé que aquellas personas que me sigan y vayan a la acción, estarán experimentando cosas buenas, cosas nuevas en su vida. Sé también que pronto podremos entablar una relación de mayor cercanía a partir de sus esfuerzos. Espero que tú seas una de estas personas.

Una vez más te invito a compartir estos artículos en tus redes sociales. Verás que en ello también obtendrás un beneficio. Te dejo por ahora. Sat Nam.

Related Posts with Thumbnails
You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply